Cuaresma y las monas

¿Qué simboliza la mona de Pascua?

Es una tradición que simboliza que la Cuaresma (invierno) y la abstinencia han acabado.

La herencia …

De monas hay de muchos tipos y formas, aunque antes generalmente eran redondas. Tradicionalmente se elaboraba con tantos huevos como años tenía el niño, aunque la mona nunca superaba los doce huevos, pues sólo se regalaba hasta que los niños hacían la primera comunión a los 12 años.

Desde mediados del siglo XIX las monas  se hacen más sofisticadas, se enriquecen con adornos de chocolate, azúcar caramelizado, almendras azucaradas, confituras, guirlache, anises plateados y, naturalmente, los huevos de Pascua pintados; todo ello coronado por figuras de porcelana, madera, cartón o tela.

¿De dónde viene la tradición de los huevos?

Decorar huevos y cáscaras de huevo es una práctica muy antigua. En África se han encontrado huevos pintados de hace 60.000 años. Sí, sí, 60.000 años. En Sumeria y Egipto, hace 5.000 años, era tradición decorar huevos de avestruz o hacer huevos de oro o plata y colocarlos en los enterramientos. En toda Europa hay tradiciones de juegos, ofrendas y decoraciones con huevos cocidos y pintados. Habitualmente de colores llamativos, y especialmente, el rojo.

Se cree que el origen de la tradición de comer huevos al finalizar el invierno viene de la Edad de Hielo. Después de un invierno duro, cuando ya no les quedaban provisiones, al llegar la primavera, las aves migratorias llegaban del sur. De esta forma los humanos se podían alimentar hasta que volvían a recolectar frutos y poder cazar otros animales.

¿De dónde viene la tradición del conejo o liebre y los huevos de Pascua?

Los pueblos del norte de Europa, los celtas y escandinavos tenían la liebre como símbolo de ascensión, de fertilidad, asociado a la diosa Easter o Astarté fenicia, la diosa madre. Era la diosa de la luz y la primavera, de fertilidad y renovación. Hay una leyenda alemana que cuenta que una mujer pobre, no podía dar pasteles a sus hijos y escondió huevos pintados en el jardín. Los niños en buscarlos vieron un conejo y creyeron que los huevos los había puesto el conejo.

¿De dónde viene la tradición de la mona de chocolate?

Al parecer, como que la Iglesia Católica no permitía comer ni carne ni productos animales durante la Cuaresma, se comenzaron a guardar los huevos para cuando sí se pudieran comer. Una posibilidad era comer huevos de chocolate en vez de los huevos reales.

¿Y todo esto por qué os lo cuento?

Porque me gusta saber la historia de las cosas, las tradiciones y los cambios que se van produciendo.

Y porque quiero presentaros las monas que preparo yo. Os presento tres posibilidades:

Mona SIN: pastel sin azúcar, sin gluten, sin levadura, sin oxalatos y sin chocolate
Mona CON: sin azúcar, sin gluten, sin levadura, con oxalatos y con chocolate de comercio justo.
Huevos de chocolate: huevos de chocolate negro de comercio justo.

 

Para saber más, clica aquí

Escribe un comentario: