Gracias

Hoy este post quizás os va a parecer un poco cursi. Pero me gustaría compartir con vosotros mi experiencia.

Me encanta mi trabajo. Me encanta la pastelería, preparar y decorar pasteles. Me gusta hacer cosas bonitas a la vista y buenas para la salud.

Me gusta pensar que hago cosas que contribuyen a hacer el mundo un poco mejor.

Además me siento muy agradecida por poder compartir buenos momentos con los clientes. Por el hecho de preparar pastelería ecológica, vegana, sin gluten y sin azúcar vienen muchas personas a encargar pasteles con situaciones físicas o de salud especiales.

Y me emociona ver cómo se quiere la gente. Gracias por darme la oportunidad de participar y compartir el mimo para escoger el pastel, el cariño de la presentación y los detalles, el esfuerzo de tiempo o desplazamiento para recoger el regalo para la persona especial, ya sea madre, amiga, pareja…, la conciencia…

Gracias por compartir conmigo vuestros sueños y deseos de felicidad. Algunos ejemplos son:

Hijos que escogen pasteles para su madre diabética

Padres que escogen pasteles para su hija recién vegana

Padres que escogen pasteles sin azúcar para su hijo

Chicas que escogen pasteles para su pareja alérgica al huevo

Chicos que escogen pasteles para su amiga con cáncer que no puede tomar azúcar

Madres que quieren demostrar a sus hijas que les importa sus decisiones y su alimentación, y de paso su amor

Amigos que preparan un desayuno especial para un invitado… Y muchas situaciones más que me llegan al corazón.

Gracias por compartir un trocito de vuesta pasión conmigo.

Gracias, gracias, gracias

 

1 Comentario

Eliadys Responder

Hola Gisela, no es cursi tu post, es muy especial lo que escribes. Yo hago algunos postres crudiveganos y también siento que estoy haciendo un aporte especial al universo. Gracias por compartir tu sentir y por tu trabajo tan especial. UN abrazo

Escribe un comentario: