Anís estrellado

¿Cómo describir el olor de una especia? ¿Cómo describir la belleza de una semilla?

La mayoría de las personas considera que el olfato es importante para disfrutar de la gastronomía. Existen estudios que relacionan directamente olfato y alimentación. Podríamos decir que a la hora de comer y especialmente para elegir qué comer, el olfato y la vista son los sentidos más importantes. Además, el siguiente paso es la asociación del olor de una comida con sus seres queridos. El poder evocador de los olores está ahí. El olfato es uno de los sentidos más primario, por lo que está muy cerca de las emociones y recuerdos, estableciendo relaciones que quedan grabadas en nosotros, aunque no seamos conscientes de ello. Basta volver a oler ese aroma para que nuestra mente establezca la relación sin que nosotros nos demos cuenta. Pasa lo mismo con la música y las palabras.

Esta capacidad evocadora se denomina efecto Proust, en homenaje al escritor francés. En su famosa novela En busca del tiempo perdido nos cuenta cómo el olor de una magdalena mojada en té le hacía volver a su infancia.

Creo que la mayoría de las personas consideraría que los olores relacionados con la gastronomía son capaces de traerles recuerdos de momentos agradables de su vida, habitualmente de la infancia, las vacaciones de verano o de la navidad. Lo cierto es que la mayoría de celebraciones sociales y familiares están relacionadas con la comida (y los olores). ¡Espero que mis galletas y pasteles os evoquen bonitos recuerdos!

De momento, explico un poco de biología e historia del anís estrellado en este mundo humano.

El anís estrellado, anís estrellado chino, badiana o badiana de China, (significa ocho cuernos en chino) es una especia que se asemeja al anís en su sabor, que se obtiene del pericarpo con forma de estrella del Illicium verum.

El Illicium verum es un árbol perenne nativo de la pequeña región suroeste de China. Los frutos, que presentan forma de estrella, se cosechan momentos antes de la maduración. Se utiliza extensamente dentro de la cocina china, y un poco menos dentro de Asia del Sur e Indonesia. El anís estrellado es un ingrediente del tradicional polvo de las cinco especias de la cocina china. Es también uno de los ingredientes usados para hacer el caldo para la sopa de tallarines vietnamita llamada phở.

El anís estrellado contiene anetol, el mismo principio activo que le da al anís su sabor. Recientemente, se está utilizando en el mundo occidental como un sustituto menos caro del anís para los anises en repostería, además de en la producción de licores , tal como el licor Galliano o el licor francés Pastis.

El anís estrellado se  usa en forma de infusión como un remedio contra los cólicos, aerofagia y el reumatismo, y las semillas se mastican después de una comida para ayudar a hacer la digestión.

Si bien se produce en la mayoría de los organismos autótrofos, el anís estrellado es la fuente industrial del ácido shikímico, el ingrediente primario que se usa para crear el medicamento antigripal Tamiflu. Se considera al Tamiflu como el medicamento más “prometedor” para mitigar la severidad de la gripe aviar (H5N1); sin embargo, algunos informes nos indican que algunas formas del virus ya se han adaptado al Tamiflu. Recomendamos el uso de productos naturales para los síntomas de enfermedades.

La escasez de anís estrellado fue una de las razones dominantes por las que hubo una escasez mundial de Tamiflu (en 2005). El anís estrellado se produce en cuatro provincias de China y se cosecha entre marzo y mayo. El ácido shikímico se extrae de las semillas en un proceso de fabricación de diez etapas que dura un año. Los informes dicen que el 90% de la cosecha se utiliza ya por el fabricante farmacéutico suizo Roche en la fabricación de Tamiflu, pero otros informes dicen que hay una abundancia de la especia en las regiones principales: Fujian, Guangdong, Guangxi y Yunnan.

En un principio, se creía que el anís estrellado era muy beneficioso y se le daba a los niños pequeños e incluso recién nacidos, pero recientes estudios determinan que en grandes cantidades, puede resultar mortal. Por eso se retiró del mercado en 2001 (el anís estrellado se continua vendiendo en herbolarios de manera totalmente legal).

El anís estrellado de Japón es el fruto de Illicium anisatum y es muy venenoso. Como es muy parecido morfológicamente a la badiana, es un adulterante común que debe controlarse con cuidado. Dicho fruto contiene 1% de aceite esencial y shikimina a la cual se debe sus propiedades venenosas. El olor es distinto al del anís estrellado chino, ya que se asemeja más a la esencia de laurel.

Alérgenos:
Algunas personas pueden ser alérgicas al olor o a la esencia de anís cuando es aplicada directamente sobre la piel de zonas delicadas del cuerpo.

Condiciones de conservación:
Conservar en un lugar fresco y seco, protegido del sol.

Fecha de consumo preferente: 1 año después de la compra

Proveedor:
Herbes del molí www.herbesdelmoli.com