La alimentación y la dentadura

Cada vez hay más dentistas que hablan de la conexión entre una buena alimentación y una buena dentadura. Quizás deberíamos tener en cuenta la costumbre de mirar la salud de los caballos por su dentadura y aplicarla a los humanos también. El Dr. Steven Lin ha presentado recientemente su libro “The dental diet”. Una joya de libro para darnos cuenta que en nuestra salud todo es importante. O sea, haz que tu medicina sea tu alimento y que tu alimento sea tu medicina.

Todo el mundo quiere una sonrisa perfecta con dientes que estemos orgullosos de mostrar, pero en general, nuestros dientes y nuestra salud dental están desorganizados. Los profesionales de la salud saben desde hace décadas que el 85% de las personas que tienen ataques cardíacos también tienen enfermedades de las encías. Un rápido vistazo a nuestra historia evolutiva muestra que la enfermedad dental moderna surgió durante la revolución industrial cuando la dieta humana sufrió un cambio significativo.

Los dientes torcidos son una señal de que los huesos faciales han sido privados de los nutrientes que necesitan para desarrollarse y de la masticación necesaria. Las caras estrechas y apretadas restringen las vías respiratorias con un soporte esquelético débil para la cabeza y el cuello. La caries dental es un desequilibrio bacteriano en la boca que se comunica con las bacterias intestinales e influye directamente en su sistema inmunológico, corazón y cerebro.

En Estados Unidos, por ejemplo, supuestamente a pesar de tener acceso a la mejor atención dental en el mundo, el 43% de los niños sufre caries en los dientes. Y 4 millones de niños llevan prótesis dentales cada año y se extraen 10 millones de muelas del juicio. Una mirada al registro antropológico muestra que las enfermedades dentales son un fenómeno ampliamente moderno. Los cazadores-recolectores mesolíticos tenían bocas con poca o ninguna caries o enfermedad de las encías.

Los dentistas están fantásticamente equipados para arreglar los dientes a través de costosos tratamientos, pero son ineptos para abordar la causa real de la enfermedad. Llenar cavidades y colocar implantes es como pintar sobre madera podrida: solo enmascara el problema. El complejo odontológico industrial, una industria de $ 120 mil millones en los Estados Unidos, ha ocultado inconscientemente la clave de la salud dental durante años.

Seis mitos desmitificados
Mito n.º 1: los aparatos de ortodoncia son una herramienta necesaria para garantizar que los niños crezcan con los dientes correctamente alineados.

Verdad: los aparatos de ortodoncia están enmascarando uno de los mayores problemas de salud del planeta.

Mito # 2: El cepillado y el uso del hilo dental son los mejores métodos preventivos para la salud dental.

Verdad: la salud dental real comienza antes de que tenga dientes para cepillarse o usar hilo dental. La caries dental es en realidad una señal de que el cuerpo está muriendo de hambre de nutrientes esenciales.

Mito n.º 3: los dientes torcidos son genéticos, por lo que el único tratamiento son los aparatos ortopédicos correctivos.

Verdad: los dientes torcidos son en realidad el resultado de una dieta deficiente, procesos corporales no funcionales y una técnica de respiración incorrecta.

Mito # 4: las muelas del juicio impactadas son genéticas, por lo que el único tratamiento es la cirugía.

Verdad: Las muelas del juicio impactadas son el resultado de que la mandíbula no crezca adecuadamente. Además de causar muelas del juicio impactadas, una mandíbula mal formada conduce a vías respiratorias mal formadas.

Mito n. ° 5: la enfermedad dental es una parte normal de la vida y ha sido normal en toda la historia de la humanidad.

Verdad: el registro antropológico muestra que la enfermedad dental es un fenómeno moderno. Recientemente se ha convertido en “normal”.

Mito # 6: las encías sangrantes son puramente una afección dental.

Verdad: las condiciones dentales están relacionadas con procesos que ocurren en todo el cuerpo. Las encías sangrantes pueden ser un signo de que algo mucho más grave está sucediendo en su cuerpo. Las enfermedades crónicas como los trastornos digestivos, la autoinmunidad, el TDAH, la diabetes tipo II, la depresión, la ansiedad, la obesidad, el Alzheimer y la demencia pueden comenzar en la boca.

Si deseáis  más información podéis buscar páginas cercanas como:
Soy lo que como https://soycomocomo.es/
médicos holísticos como
Dr Perez-Calvo www.jorgeperezcalvo.com
La dolça revolució de Josep Pàmies https://dolcarevolucio.cat/language/es/portada/
y otros muchos más
y ya un poco m ás lejos, el Dr. Steven Lin está en Australia https://www.drstevenlin.com/the-dental-diet/
O ir a la biblioteca más próxima.
Recuerda que es bueno para ti y para el planeta reducir el uso de envases de plástico de un solo uso. Reusa y recicla.
Saludos y hasta pronto

Escribe un comentario: