Pascua, una tradición de 75.000 años para celebrar la llegada de la abundancia de la primavera

Decorar huevos y cáscaras de huevo es una práctica muy antigua. En varias cuevas del sur de África se encontraron enseres y huevos de avestruz pintados que datan aproximadamente 75.000 años. Sí, sí, 75.000 años. En Sumeria y Egipto, hace 5.000 años, era tradición decorar huevos de avestruz o hacer huevos de oro o plata y colocarlos en las tumbas. En toda Europa hay tradiciones de juegos, ofrendas y decoraciones con huevos cocidos y pintados. Habitualmente de colores llamativos y rojo.

Se cree que el origen de la tradición de comer huevos al finalizar el invierno data de la Edad de Hielo. Después de un invierno duro, cuando ya no quedaban provisiones, al llegar la primavera, las aves migratorias llegaban de las zonas tropicales. Al poner huevos las aves, los humanos se podían alimentar hasta que volvían a recolectar frutos y cazar otros animales.

¿De dónde viene la tradición del conejo o liebre y los huevos de Pascua?

Los pueblos del norte de Europa, los celtas y escandinavos tenían la liebre como símbolo de ascensión, de fertilidad, asociado a la diosa Easter o Astarté fenicia, la diosa madre. Era la diosa de la luz y la primavera, de fertilidad y renovación. Hay una leyenda alemana que cuenta que una mujer pobre, no podía dar pasteles a sus hijos y escondió huevos pintados en el jardín. Los niños al buscarlos vieron un conejo y creyeron que los huevos los había puesto el conejo.

¿Qué es la mona de Pascua?

Tradicionalmente, la mona de Pascua es un dulce esponjoso que se solía comer acompañado de chocolate, huevo duro y longaniza seca. Es una tradición que simboliza que la Cuaresma (invierno) y sus abstinencias han acabado.

Según el Costumari Catalán de Joan Amades, el mono ya es citada con este nombre en el siglo XV, aunque el diccionario Gazophylacivum Catalano-Latinum, de Joan Lacavalleria, publicado en Barcelona en 1696, “mono” tiene todavía sólo una definición puramente zoológica. Pero el Diccionario de la lengua castellana, de la Real Academia Española de la Lengua, ofrece ya en su edición del año 1783 la siguiente definición: “Cataluña, Valencia y Murcia. La torta o rosca que se cuece al horno con huevos puestos en ella con cáscara por Pascua de Flores, que en otras partes de la península Ibérica llaman hornazo “.

Como siempre, nos gustan las historias y las leyendas. Hay varias hipótesis sobre el origen del término y la tradición. Será que el ser humano es de celebrar. Aquí las tenéis por orden de más antiguo a más moderno:

  • Muniqués: eran celebraciones dedicadas a la diosa Artemisia en la Grecia antigua.
  • Muna: en árabe antiguo, era el arrendamiento de tierras pagado en especies, como con tortas, huevos duros y otros productos agrícolas; significa regalo o provisión de la boca.
  • Munda, en latín plural de mundum, cestas que los romanos ofrecían a la diosa Ceres durante el mes de abril, que contenían dulces y se decoraban.
  • Pascorals: fiestas que los pastores romanos celebraban con tortas.
  • Beltene: fiesta celta que se celebraba en el mes de mayo y donde se consumían roscones con huevos.

De monas hay de muchos tipos y formas, aunque antes generalmente eran redondas. Tradicionalmente se elaboraba con tantos huevos como años tenía el niño, aunque la mona nunca superaba los doce huevos, pues sólo se regalaba hasta que los niños hacían la primera comunión (antaño efectuaba los 12 años). En el País Valenciano y Murcia, en cambio, no evolucionó y aún mantiene la forma original de un bollo (tonya) con el huevo duro encima.

Es tradición que el padrino o el abuelo regalen la mona a su ahijado y nietos el Domingo de Pascua o Pascua Florida. El Lunes de Pascua es tradición que se reunieran familias o amigos y que fueran a comer la mona juntos.

¿Qué monas encontrarás aquí?

Podéis escoger entre varias posibilidades:

  1. Mona pastel de chocolate de comercio justo: sin azúcar, sin gluten, sin levaduras, de 100, 500, 1000 o 1500 gr
  2. Mona pastel de fruta o chocolate: sin azúcar, sin gluten, sin levaduras, (con o sin oxalatos) y con tantos muñequitos como años tenga a quien se regala.
  3. Mona de chocolate de comercio justo: huevos de diferentes tamaños de chocolate negro de comercio justo.

Para más información, si están interesados, visite el apartado de productos de la web www.pastelvegano.com.
Hasta pronto!

Escribe un comentario: