tortell de pera
tortell de massapà blat morotortell de peratortell massapàtortell poma

Roscón de Reyes

10.0040.00

Limpiar

Descripción del producto

¿Crees que hace unos 2000 años que comemos Roscón de Reyes?

Sí, sí, has leído bien: 2000 años!

El roscón de Reyes es un bollo elaborado con una masa dulce tipo brioche con forma redonda con un agujero central adornado con rodajas de fruta confitada de colores. Suele rellenarse de mazapán, nata montada o crema, y se introducen en su interior “sorpresas” que descubren los niños al comer (figuritas de porcelana y el Haba). Se sirve para comer o merendar el día 6 de enero, día de los Reyes.

El origen del roscón parece estar relacionado con las fiestas saturnales romanas. Eran fiestas dedicadas al dios Saturno con el objeto de que el pueblo romano en general pudiera celebrar los días más largos que empezaban a venir después del solsticio de invierno. Para estos festejos, se elaboraban unas tortas redondas con higos, dátiles y miel, que se repartían por igual entre los plebeyos y esclavos. Ya en el siglo III, en el interior del dulce se introducía un haba seca, y el afortunado al que le tocaba era nombrado rey de reyes durante un corto periodo de tiempo establecido de antemano. Se tiene constancia que desde los romanos existían juegos del haba en la península ibérica.

O sea, que ya hace unos 2000 años que comemos Roscón de Reyes. Es por eso que gusta tanto?

Julio Caro Baroja recoge en su obra “El Carnaval” dos testimonios del siglo XII sobre el Roscón de Reyes o el Rey de la Faba; el primero corresponde al Reino de Navarra, donde en 1361 se designaba Rey del Faba al niño que encontraba el haba en el roscón (como en la actualidad); el segundo testimonio corresponde a Ben Quzman, poeta andalusí, quien en su Cancionero describe una tradición similar con una torta (hallón o hallullo, vocablo que permanece en Granada) en el año nuevo que contenía una moneda.

En Francia toman le Gâteau des Rois, o Couronne des Rois, que es igual al roscón, y la Galette des Rois del norte, que se hace con masa de hojaldre y se puede rellenar con una crema a base de almendras molidas, azúcar, algo de mantequilla y yema de huevo.

El pastel que se hace en los países latinos tiene forma de rosca, más o menos imitando una corona real, cubierto de frutas escarchadas, que semejan las joyas de la corona, y tenía escondida en su interior una pequeña sorpresa.

Curiosamente esta torta es conocida en la cocina lusa como “Bolo Rei” y, aunque no es igual en ingredientes, la costumbre sí lo es. En México la tradición fue importada en el siglo XVI desde España, y es costumbre en muchos sitios del país merendar la Rosca de Reyes con chocolate caliente o atole, además de adornarla con miel y frutos del desierto, como dátiles, ate e higos.

En Colombia el roscón alcanza su máxima popularidad y se vende durante todos los días del año en las panaderías. Su precio es accesible y suele tener por relleno jalea de guayaba o arequipe (dulce de leche).

Variedades de Roscón de Reyes que elaboramos con productos biológicos, veganos y de gran calidad
Roscón de maíz y trigo sarraceno:  Harina de maíz y trigo sarraceno,  leche de almendra de elaboración propia, aceite de oliva extra virgen, levadura madre, (pasas), naranja fresca. Sin gluten. Sin azúcar. Contiene almendras.

Roscón de arroz  y tapioca: Harina de arroz, harina de maíz y tapioca, leche de almendra de elaboración propia, aceite de oliva extra virgen, bicarbonato sódico, pasas, naranja fresca. Sin gluten. Sin azúcar. Contiene almendras.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Roscón de Reyes”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *